Hoy en nuestro blog de coach inmobiliaria nos centramos en la mentalidad líder

Seguramente si reuniésemos a expertos de motivación, grandes emprendedores y ganadores, consagrados gurús mundialmente famosos, o coach de éxito y les preguntásemos; Qué actitudes debe tener un líder exitoso; nos expondrían con todo lujo de detalles aspectos personales que a cada uno de ellos les han funcionado a la perfección para llegar a estar donde están…. pero Yo soy Yo, y mis “circunstancias” son las mías…es mi propia experiencia como Ser Único desde donde yo debo partir.

Voy a hacer un esfuerzo por concretar e identificar los aspectos que a mi juicio, nos van a permitir tener un punto de partida y expresión de nuestros “Recursos y Capacidades dadas por la madre naturaleza”.

En mi opinión hay cuatro aspectos Vitales que nos ayudarán a convertirnos en hombres y mujeres líderes Por y para Nosotros Mismos; aunque no lleguemos a “impresionar” a nadie, pues en realidad es algo que sirve para muy poco.

Mentalidad líder los 4 aspectos vitales

1- Yo. Mi responsabilidad personal como Ser único e irrepetible. (Tengo una obligación, un reto propio como Ser humano)

2-Mi responsabilidad profesional. (Tengo un deber, una misión encomendada)

3-Mis obligaciones ante la empresa que represento (Tengo unos objetivos definidos tan crecientes como aspiracionalmente elevados)

4-Mi determinante Actitud (Ante las situaciones, las circunstancias y los hechos que vivo; y por lo tanto; cómo decida Yo actuar ante ellos)

Concretemos.

Una forma terrible de anular nuestro innato liderazgo; es perder el tiempo buscando motivos externos a los que echarle la culpa.

Buscar a alguien o algo externo a quien culpar, solo va a hacer que te distraigas alejándote de la verdadera identificación del problema real. “Esto es una decisión propia” que terminará prolongando aún más tu mal momento.

Debes analizar lo que no te está funcionando bien si quiere resolver tus circunstancias. Lo primero que debes hacer es comenzar a definir el motivo concreto; pero no deteniéndote en las consecuencias obvias; sino que debes saber el porqué. Ese análisis personal debe ser profundamente honesto. No caigas en el error de desplazar o justificar la responsabilidad de tus actos como profesional inmobiliario.

Si sólo estás interesado en cubrir tus necesidades económicas asumiendo ser mil eurista, es muy probable que logres mensualmente esa meta; ya que habrás preparado inconscientemente tu mente para que actúe sobre unos objetivos basados en la mera supervivencia.

El resultado, es que una vez alcanzada cada mes esa meta; tu mente, actitud y tu propioSer, no harán mucho más esfuerzo que no sea el de salvarte durante ese periodo de tiempo; repitiéndose viciadamente ese ciclo.

Debes analizar Qué es lo que quieres alcanzar, y sobre todo llegar a Ser en la agencia para la que trabajas. Qué aspiraciones y objetivos serían real y plenamente satisfactorios para ti, y por ende, toda tu familia.

Siente la necesidad de pensar cada día que tu presencia está justificada por el compromiso de valores que tienes con la entidad para la que trabajas. (Responsabilidad)

Pregúntate Qué misión profesional tienes encomendada en tu vida en este mismo momento; es decir; Hoy, Aquí Ahora. 

Procura no engañarte diciéndote a ti mismo que siempre estás haciendo cosas muy ocupado. Una cosa es estar ocupado, y otra muy distinta es ser productivo.

Debes Amar lo que haces como camino final de un propósito que te permita alcanzar una meta definida por el esfuerzo y el sacrificio.

No te marques la meta única de ganar dinero, es una meta que además de genérica y difusa sólo te puede traer frustración; especialmente si llevas poco tiempo en el sector como agente inmobiliario.

Marcarse una meta basada como objetivo el dinero rápido, es un claro error. Si tienes una mala racha de tiempo sin ventas y dejas de ganarlo, o consideras el beneficio insuficiente; ya no tendrás profesional ni personalmente más motivos ni actitud para continuar en tu agencia inmobiliaria.

Debes entender que todo es un proceso dependiente del esfuerzo de actitud y compromiso, que estés dispuesto a entregar en un entorno profesionalizado, como es la agencia para la que trabajas.

En esa dualidad (Yo-empresa) es donde debes encontrar un fuerte auto-estímulo personal, apoyándote en los valores fundamentales de la agencia y organización en la que estás.

En mi opinión no hay más secretos; aunque encontrarás muchos caminos que al final te llevan al mismo lugar.

Artículo íntegramente propio y responsabilidad de J. A. Notario.

www.coachinmobiliaria.es

Pin It on Pinterest

Shares
Share This